Un toque de melancolía

Emociones y recuerdos que creía imposible mezclar. Tardes de banco de parque, risas y colegueo. Primeros tropezones y decepciones. Una vida que no hacía tan complicada. Gente desaparecida.

Y la impresión de haber vivido mas de una vida



Creo que me estoy haciendo viejo. El primer concierto rejuvenecedor de mi vida

2 comentarios:

Eu dijo...

si, yo ayer también llegué a la conclusión de que nos hacemos viejunos....pero es lo que hay!

pasa un buen veranito!!!

besus!

Jarrek dijo...

¡Viejunos somos o en viejunos nos convertiremos!
Da igual, ¿y lo bien que llevamos los años que? :P